Patrón de yate: La estupefacción de la desambigüación

Pues sí, con ese título que podría perfectamente pertenecer a un capítulo de “The Big Bang Theory”, os hacemos partícipes de lo siguiente:

En nuestro post de 21 de septiembre de 2017 titulado “Sobre los exámenes y sus incongruencias”, nos referíamos, entre otros temas, en la segunda parte, al error producido en cuanto al examen de Patrón de Yate. Por su importancia, reproducimos aquí una parte de ese artículo:

Nos referimos al sorprendente hecho de que cuando se produjo la publicación en el BOE del RD 247 de 11-10-14, por el que se regulan los títulos náuticos actuales, se produjo un error en la página referida al título de Patrón de Yate. En dos partes distintas de la misma página, se refería a los fallos máximos admitidos en las asignaturas de Navegación (Teoría y Carta): en un lugar ponía que el máximo de fallos admisibles en Teoría era de 3, admitiendo 5, como máximo, en carta. A continuación, ponía todo lo contrario: 5 fallos máximos en Teoría y 3 fallos máximos en Carta. Increíble, pero cierto. Y digo increíble, porque más de 3 años después, no se ha publicado ninguna aclaración que ponga solución a la discrepancia entre ambos datos. ¿Cómo está funcionando entonces el criterio de evaluación por parte de los Tribunales de examen? Pues fácil: para evitar recursos de alumnos que se crean perjudicados, según la interpretación del tribunal del texto del BOE, el criterio ha sido aceptar hasta 5 fallos en cada una de las asignaturas de Navegación, lo que significa, siguiendo con el caso anterior, que un alumno que se presente en dos tandas a examen podría hacer hasta 20 fallos en total, 10 en Navegación y otros 10 en el Genérico. Pero si lo hace de una sola vez, solo se le admitirá un máximo de 12. Chocante, ¿verdad?”

Pero el 27 de marzo de 2019, en otro post, continuación del anterior, publicábamos lo siguiente:

Por una resolución de 8 de febrero de 2018, publicada en el BOE núm. 53, de 1 de marzo de 2018, se establece, de forma definitiva, y no como un “apaño”, el número de fallos totales admisibles en el Bloque de navegación del examen de Patrón de Yate: Teoría de Navegación, 5 fallos y Carta de Navegación, 5 fallos. Se termina así con la incertidumbre generada desde el inicio de la actual normativa.”

Como decíamos en ese artículo, parecía claro que, finalmente, después de la incertidumbre generada durante 4 años, 8 meses y 3 días, la Administración había decidido dar una solución, a todas luces extemporánea, pero solución, al fin y al cabo.

Pero amigos, lo increíble ha sucedido: por el Real Decreto 238/2019 de 5 de abril, página 47002, –abran bien los ojos, por favor– en su Artículo tercero, por el que se modifica El Real Decreto 875/2014, en su apartado Trece, dice lo siguiente:

Para lograr el aprobado se deberá responder correctamente un mínimo de 28 preguntas, no permitiéndose en ciertas materias, superar un número máximo de errores:

  • De Teoría de Navegación, máximo cinco errores permitidos
  • De Navegación Carta, máximo tres errores permitidos

Es decir, ya no los más de 4 años y medio a los que nos referíamos anteriormente, sino después de 5 años y seis meses, contradiciendo incluso, no ya la publicación inicial de 2014, sino el “arreglo” de febrero de 2018, la Administración Marítima decide intervenir y solucionar el desaguisado original. No ha sido exactamente a la velocidad de la luz…

Y nosotros, escuelas y alumnos en general, en medio de la confusión, incertidumbre y estupefacción generada por la actuación del Órgano competente, nos preguntamos: ¿de verdad se deben solucionar así los errores? ¿Hace falta todo ese tiempo para hacerlo? ¿No hay responsabilidades asumidas por nadie? ¿A nadie, en la Administración, le ha preocupado la confusión, ambigüedad e incertidumbre producidas durante todo este tiempo?

A nuestro modo de ver, mucho más que lamentable.

 

Deja un comentario