Bienvenidos a bordo

05 Enero 2015

Nueva normativa: una visión crítica (I)

Está claro que a nosotros, las escuelas náuticas, y a los aspirantes a la obtención de un título de náutica deportiva, no nos queda más que asumir la nueva normativa reguladora de la actividad. Es así y no hay otra.

Pero esa aceptación de la norma no significa que estemos de acuerdo con las modificaciones. Si hubiera que definir un calificativo que resumiera nuestra sensación –y hablo de nuestra escuela- sería el de perplejidad. Perplejidad y estupefacción, para ser más exactos.

Parecía que había un consenso generalizado en que la adecuación a los tiempos, a los avances, fundamentalmente de tipo técnico –dice la norma- , representaría una disminución de contenidos teóricos de la enseñanza y un incremento de la práctica. Casi todos los implicados estaban de acuerdo en ese punto. Y eso es lo que se esperaba.

Pues bien, resulta que salvo el caso de las prácticas de Patrón de Yate, en el resto de casos se han mantenido igual (PER, CY) o se ha disminuido (PNB, Vela). En su lugar, asistimos a un desproporcionado contenido en Radio. Nadie va a negar la importancia de la radio y su necesidad de tratarla adecuadamente mediante contenidos teóricos y realización de prácticas. No es eso. De lo que hablamos es de la proporcionalidad ¿Cómo es posible que las prácticas de navegación de un Patrón de Embarcaciones de Recreo –el título más solicitado, con diferencia- sea de 16 horas y el Curso de radio-operador de corto alcance, -obligatorio para obtener la titulación- sea de 12 horas? ¿Nadie se da cuenta de que por mucha necesidad que tenga un patrón de conocer bien el uso de la radio eso no es más que una parte –pequeña- de los conocimientos prácticos que debe tener para patronear una embarcación? O sobra radio o faltan horas de prácticas en el barco. O las dos cosas a la vez.

¿Nos parece bien el incremento de horas en las prácticas de Patrón de Yate? Sí, nos parece bien. Las prácticas son fundamentales. Pero ¿es lógico que ahora tengan la misma duración que las de Capitán de yate? ¿Es eso proporcionado? Pues a nosotros nos parece que no, francamente.

¿Y qué decir sobre las materias “reducidas-eliminadas-ampliadas” en los respectivos temarios y de la forma en que han quedado los exámenes? También hablaremos de ello: hay mucho que comentar. Pero eso queda para un próximo día…

 


Social Bookmarks